logo-osakidetza logo-gb

Cardiólogos del Hospital Universitario Araba demuestran el valor de la dieta mediterránea para la protección cardiovascular

01/03/13


El trabajo, fruto de una colaboración multicéntrica estatal de Bioaraba ha sido publicado en el New England Journal of Medicine

El trabajo, fruto de una colaboración multicéntrica estatal de Bioaraba ha sido publicado en el New England Journal of Medicine.

El 25 de Febrero se publicó en la edición on line de la prestigiosa revista  New England Journal of Medicine el artículo: “Primary Prevention of Cardiovascular Disease with a Mediterranean Diet”  de los investigadores del estudio PREDIMED (“Prevención con Dieta Mediterránea”). Entre los autores del estudio figurar el Dr. Fernando Arós Jefe de Servicio de Cardiologia del HUA y responsable del nodo de Alava dentro del estudio.

PREDIMED es el mayor ensayo que ha sido realizado sobre nutrición y prevención cardiovascular en Europa. Comenzó en octubre de 2003, involucrándose en él los mejores investigadores españoles sobre nutrición y salud. Los participantes han sido un total de 7447 voluntarios sanos, todos ellos con perfil de alto riesgo cardiovascular, pero  sin enfermedad, repartidos en siete comunidades autónomas y a los que se siguió durante un tiempo medio de 5 años. El grupo liderado por el Dr. Arós reclutó un total de 647 pacientes en Vitoria, de los cuales 74 son guipuzcoanos (Centro de Salud de Larzábal).

El objetivo del estudio fue comparar los beneficios de dos tipos de dieta sobre la prevención de enfermedades cardiovasculares. Según las  recomendaciones de las principales sociedades científicas del mundo, la dieta que se venía recomendando desde hacía años a las personas con riesgo de sufrir estas enfermedades era una dieta baja en grasa. El trabajo ha consistido en comprobar si una dieta con más contenido en grasa de origen vegetal, como la Dieta Mediterránea, aportaba aún más beneficios que la dieta baja en todo tipo de grasa que se venía recomendando hasta ahora (limitando la grasa de origen animal y vegetal).

Los resultados, altamente significativos y con las mejores pruebas científicas, demuestran que al seguir una dieta Mediterránea rica en aceite de oliva virgen o rica en frutos secos el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular (infarto de miocardio, accidente vascular cerebral o muerte de origen cardiovascular) se reduce en un 30% y en un 28%, respectivamente.

Por lo tanto, se confirma, que con una dieta Mediterránea (rica en frutas y verduras, cereales integrales, pescado y legumbres, y pobre en carne y productos cárnicos procesados, cremas, mantequillas, bebidas azucaradas y lácteos enteros) suplementada con grasa vegetal procedente de aceite de oliva virgen o frutos secos, se logra una mayor disminución de episodios cardiovasculares que con una dieta baja en grasa.

No hay en el mundo ningún otro estudio que haya demostrado tanta protección cardiovascular con el seguimiento de una dieta en personas sanas.

top
<Cerrar