logo-osakidetza logo-gb

EL CEIC-E APRUEBA EL PROYECTO EUROPEO DE DIAGNOSTICO PRENATAL NO INVASIVO DENOMINADO ANGELAB EN EL QUE PARTICIPA EL HOSPITAL UNIVERSITARIO BASURTO

28/02/13


La aprobación ética del proyecto europeo denominado ANGELAB el 30 de enero de 2013 conlleva un desarrollo técnico innovador importante por parte de la Unidad de Genética del HU Basurto.

La aprobación ética del proyecto europeo denominado ANGELAB el 30 de enero de 2013 conlleva un desarrollo técnico innovador importante por parte de la Unidad de Genética del HU Basurto. Esta unidad está dirigida por la Dra. María Garcia Barcina. En el proyecto, además, participan otras profesionales del servicio de Ginecología y Obstetricia de este hospital. También se han coordinado con las matronas de la Comarca Bilbao.

El proyecto europeo comenzó el 1 de octubre de 2012 y finalizará el 30 de septiembre de 2016. En el primer mes del proyecto se reunió todo el consorcio europeo en Mondragón, sede del coordinador del proyecto, Ikerlan. En estos meses, el grupo de investigación del H.U. Basurto ha empezado a diseñar las primeras pruebas en tubo y protocolos, en colaboración con otros socios europeos; se han reunido con los diferentes profesionales sanitarios para establecer todo el circuito y se ha preparado y enviado la documentación para la aprobación por parte del E-CEIC, que incluye un consentimiento informado para la recogida de muestras. El Biobanco vasco de Investigación colaborará en la recogida de muestras.

En el último año del proyecto, el Laboratorio de Genética del Hospital Universitario Donostia llevará a cabo la validación del dispositivo con muestras de pacientes.

El objetivo final del proyecto es realizar diagnóstico prenatal de ciertas patologías a partir de sangre materna en un dispositivo del tamaño de una tarjeta. Todo el proceso, desde la extracción del ADN fetal circulante hasta las pruebas de genética molecular, se llevará a cabo en un sistema miniaturizado a escala nano. Estas pruebas normalmente se realizan en material fetal obtenido mediante amniocentesis o biopsia corial; la consecución del objetivo de este proyecto supondría pasar de una prueba invasiva a otra no invasiva, sin riesgo para el feto, que además reduciría el tiempo hasta el diagnóstico.

El consorcio europeo está formado por 15 organizaciones de distintos países europeos y con diferentes perfiles, desde centros tecnológicos hasta universidades, que llevarán a cabo todo el proyecto desde el diseño de dispositivo del tamaño de una tarjeta sanitaria, la miniaturización de las pruebas de diagnóstico a escala micro, su integración en el dispositivo o el desarrollo de una planta piloto para la producción de dichos sistemas.

La Comisión Europea ha cofinanciado este proyecto dentro del programa de Cooperación del 7 Programa Marco de Ciencias de la Información y Tecnología (TIC) con un montante de más de 8 M€.

top
<Cerrar