logo-osakidetza logo-gb

«La estrategia de crónicos liberará al profesional de AP»

16/07/10


Julián Pérez Gil analiza las dificultades con las que se ha encontrado en su primer año como director gerente del Servicio Vasco de Salud para impulsar su funcionamiento, potenciar la investigación y mejorar las condiciones laborales de los profesionales

Transcurrido algo más de un año desde que dejó la gerencia de la Fundación Centro de Investigación en Enfermedades Neurológicas para hacerse cargo de la dirección del Servicio Vasco de Salud (ver DM 26-VI-2009), Julián Pérez Gil analiza las medidas tomadas para mejorar el rendimiento del sistema y sus retos a corto y medio plazo.Hace un año comentó a DM que quería hacer del SVS-O una empresa más participativa y eficiente.

•¿Lo ha conseguido?
Estamos en ello. Contamos con los sanitarios en todas las decisiones importantes que tomamos, como el diseño del primer pabellón del Hospital de Vitoria, que se destinará a las consultas externas, y el diseño de la estrategia de crónicos. Estamos haciendo partícipes a los profesionales del cambio filosófico que hemos dado a Osakidetza para buscar la eficiencia, algo que con el PNV no pasaba.
•¿Ha sido la investigación una prioridad?
Depende orgánicamente de una de las viceconsejerías, pero puedo decir que sí, que hemos apostado por la investigación y por la innovación y que seguiremos haciéndolo con Biodosnostia, un centro ya equipado que empezará a funcionar entre septiembre y octubre. Además, ya tenemos el proyecto arquitectónico de Biocruces, un instituto que tendrá un coste de entre 10 y 11 millones de euros, y crearemos un centro en Basurto -que también dé servicio a Galdákano- y otro en Vitoria, que situaremos junto al nuevo hospital y dará apoyo a Txagorritxu.
•¿Y recursos humanos?
Hay más estudiantes de Medicina de la Universidad del País Vasco y más residentes, que aumentarán cuando se acrediten los servicios que funcionarán en el Hospital de Vitoria. En lo que respecta a las ofertas públicas de empleo, después del retraso que sufrió la de 2008 por culpa de la gripe A, este año tenemos previsto realizar otra con 3.900 plazas que se convocarán en dos tandas prestando especial atención a especialidades en las que tenemos cierta escasez de profesionales, caso de Pediatría, Radiología, Urología y Anestesiología. Estas decisiones se han tomado en coordinación con la mesa sectorial y se han respetado a pesar de la crisis.
•¿Qué peso tendrá el euskera?
Se está estudiando, pero tenemos intención de que otros conocimientos y experiencias tengan más peso que el idioma.
•¿Cómo han evolucionado las listas de espera?
La demora quirúrgica es de 49 días -los pacientes de Oncología y Cardiología no esperan más de treinta días-, una cifra que está dentro de lo que consideramos asumible y que estamos convencidos de que se va a reducir. Es un buen dato que se debe a la coordinación asistencial y a que hemos mantenido la asistencia por las tardes.
•¿De qué manera ha afectado a las demoras el cierre de centros los fines de semana?
No hemos registrado ningún problema. Es cierto que llevamos sólo dos semanas, pero hasta ahora la atención prestada ha sido normal, sin aumentos en las consultas, ni si quiera de urgencias.
•¿Afectará la crisis a la consecución de sus objetivos?
Ya hemos pactado con la Consejería de Economía y Hacienda que se respetarán las inversiones previstas, lo que nos permitirá acometer los cambios que teníamos pensado realizar. Todos los directivos de la consejería nos estamos planteando la coyuntura como una oportunidad para ser más eficientes y establecer prioridades.
•¿Tampoco a la estrategia de crónicos?
Tampoco. El plan cuenta con medidas estructurales y de planificación tanto en atención primaria como en especializada, pero sobre todo en el primer nivel asistencial, donde los efectos comenzarán a notarse en el corto plazo [ver DM del 3-VI-2010].
•¿No se saturará más primaria?
No, al revés, porque seguirá siendo protagonista de la asistencia y seguirá teniendo al paciente en su radar, como dice el consejero Rafael Bengoa, pero se evitará un porcentaje importante de consultas meramente burocráticas, liberando a los profesionales.
•¿Se han tratado estos temas en las reuniones con el resto de gerentes del Sistema Nacional de Salud?
Algunos sí y otros no. En el último año hemos tenido tres reuniones en las que se han intercambiado experiencias e impresiones, especialmente sobre salarios y formación. Nuestras necesidades son similares y hemos conseguido centrarnos en cuestiones técnicas dejando al margen la política.
•¿También de los modelos de gestión?
No hay una receta que sirva en todas las comunidades autónomas. Se ha debatido sobre esta cuestión y sobre las distintas realidades de cada región, viendo que la colaboración público-privada es nueva en algunas zonas y tradicional en otras. Público, privado, público-privado… todas las formas de gestión son válidas.

 

top
<Cerrar