logo-osakidetza logo-gb

Estudio sobre el cannabis

29/12/09


Los daños infligidos por el cannabis en el cerebro son reversibles a medio plazo. Este dato se desprende de un estudio llevado a cabo en el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria.

Los daños infligidos por el cannabis en el cerebro son reversibles a medio plazo. Este dato se desprende de un estudio llevado a cabo en el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria.

Según un estudio publicado en “Schizofrenia Bulletin”

LOS DAÑOS OCASIONADOS POR EL CANNABIS EN EL CEREBRO SON REVERSIBLES A MEDIO PLAZO

• La investigación, realizada en colaboración con la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitarias (BIOEF), ha sido llevada a cabo en el Hospital Santiago Apóstol de Vitoria.

• El equipo de investigadores, liderado por la doctora Ana González-Pinto, ha estudiado durante ocho años las consecuencias del consumo de cannabis en el cerebro de jóvenes con trastornos psicóticos.

• Al contrario de lo que apuntan otros estudios previos, esta investigación constata que los daños producidos por el cannabis en el cerebro son recuperables a medio plazo, entre cinco y ocho años, mientras que si continúan fumando cannabis “tienen una evolución maligna”.

DOCOR Comunicación. Bilbao, diciembre de 2009.– Los daños infligidos por el cannabis en el cerebro son reversibles a medio plazo. Este dato se desprende de un estudio llevado a cabo en el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria.

Este estudio, realizado en colaboración con la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitarias (BIOEF), fue publicado el pasado mes de noviembre en la revista científica “Schizofrenia Bulletin”, la más prestigiosa sobre esquizofrenia del mundo.

El equipo de investigadores, liderado por la doctora Ana González-Pinto, ha estudiado durante ocho años las consecuencias del consumo de cannabis en el cerebro de jóvenes con trastornos psicóticos.

La investigación ha constatado que los jóvenes que logran abandonar el consumo de dicho estupefaciente tras un primer episodio de psicosis, “mejoran a largo plazo, no a corto”, mientras que si continúan fumando cannabis “tienen una evolución maligna”.

La importancia de estos resultados reside en el hecho de que los estudios previos en torno a esta cuestión siempre habían sido muy pesimistas, considerando que el cannabis producía un daño irreversible en el cerebro.

Así pues, la investigación realizada en el hospital alavés apoya “la teoría del daño”, pero matiza que “es recuperable a medio plazo, entre cinco y ocho años”. Aunque no admite discusión al afirmar que “el consumo continuado de cannabis es aún peor para la salud mental de los pacientes psicóticos de lo que se pensaba”.

Evaluaciones periódicas
La muestra para el estudio estuvo formada por un grupo de pacientes con primeros episodios psicóticos ingresados en el Hospital Santiago de Vitoria, único de referencia para el ingreso de este tipo de enfermos en un área de 300.000 habitantes.

Los pacientes fueron evaluados con diversos instrumentos para medir síntomas psicóticos, afectivos y funcionales, así como para evaluar de forma exhaustiva el consumo de drogas y alcohol.

Estas evaluaciones se llevaron a cabo de forma periódica: al ingresar en el centro, al año, a los tres y medio, ya los ocho años. Todos ellos fueron tratados de acuerdo a las guías clínicas, generalmente con antipsicóticos atípicos.

Los resultados de las investigaciones mostraron que los pacientes “que dejan el consumo de cannabis consiguen una mejor evolución funcional, mientras que los que continúan son los que peor se adaptan a los ocho años de seguimiento”.

top
<Cerrar