logo-osakidetza logo-gb

EL HOSPITAL DONOSTIA DESCUBRE UNA VÍA PARA EL DIAGNÓSTICO PRECOZ DE LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE

14/10/09


El descubrimiento puede dar lugar al desarrollo de un biomarcador, cuya patente europea ha sido ya solicitada y gestionada por BIOEF

El descubrimiento puede dar lugar al desarrollo de un biomarcador, cuya patente europea ha sido ya solicitada y gestionada por BIOEF

La Public Library of Science (PLoS One) acaba de publicar una investigación realizada por la Unidad Experimental del Grupo de Neurociencias del Hospital Donostia en la que, por primera vez, se relacionan los patrones de expresión de los microARN con la esclerosis múltiple. El descubrimiento puede dar lugar al desarrollo de un biomarcador, cuya patente europea ha sido ya solicitada y gestionada por BIOEF.

Una investigación realizada por la Unidad Experimental del Grupo de Neurociencias del Hospital Donostia acaba de publicar en la revista de la Public Library of Science (PLoS One) un estudio en el que, por primera vez, se relacionan los patrones de expresión de los microARN (ácido ribonucleico) con la esclerosis múltiple (EM). La principal consecuencia de este descubrimiento se traduce en la posibilidad de desarrollar una herramienta diagnóstica capaz de detectar de manera precoz la existencia de esclerosis múltiple y la predisposición genética a desarrollarla. En este sentido, la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitarias (Bioef) ha presentado, en estrecha colaboración con los investigadores, la solicitud para una patente europea sobre herramientas diagnósticas para la EM.

El grupo de investigación ha analizado las rutas metabólicas que están trastocadas en los pacientes con esclerosis múltiple y los factores que las modulan. Así, una de las líneas de la investigación se ha encargado de estudiar el papel de los microARN en la modulación de la expresión de determinados genes.

Durante el estudio, se examinó el comportamiento de 384 microARN en pacientes con brotes agudos de esclerosis múltiple, pacientes con EM pero sin brote e individuos sanos (como grupo de control). Tal y como explica David Otaegui, investigador de la Unidad Experimental del Grupo de Neurociencias del Hospital Donostia, “hemos descubierto que la combinación de 10 microARN diferentes puede ayudar a distinguir la presencia de la enfermedad. Se trata de un gran avance ya que, por vez primera, se ha demostrado la relación de los patrones de expresión de los microARN con la esclerosis múltiple”.

Según expone el investigador, los avances en el estudio de las variaciones existentes en esta molécula dentro de los tres grupos de personas que participaron en el estudio, “abren la puerta a la posibilidad de desarrollar nuevas dianas terapéuticas y un posible marcador en sangre (biomarcador) que complete y mejore las herramientas diagnósticas actuales”. El biomarcador sería capaz de determinar “qué personas han desarrollado la enfermedad y en qué momento sufren o han sufrido una crisis. De este modo, se podría efectuar una prevención eficaz de la enfermedad y aplicar los tratamientos disponibles de una manera precoz y, por lo tanto, más efectiva”.

El grupo investigador se haya en la actualidad replicando el estudio en un grupo mayor de individuos con el fin de “corroborar con un estudio de gran amplitud las conclusiones que ya hemos obtenido”, puntualiza Otaegui, quien asegura que “si todo va bien, podríamos tener los resultados de las nuevas replicaciones a mediados de 2010”.

Esta línea de investigación, dirigida por David Otaegui, completa el trabajo asistencial consolidado de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Donostia, dirigida por Javier Olascoaga, y en la que también colaboran Adolfo López de Munain, como jefe clínico del servicio de neurología de este hospital y el inmunólogo Álvaro Prada. La investigación también ha contado con el trabajo de la neuróloga Tamara Castillo y los doctorandos Haritz Irizar y Maider Muñoz.

Solicitud de patente europea

Debido al descubrimiento, la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitarias (Bioef), en estrecha colaboración con los investigadores, ha presentado una solicitud de patente europea sobre herramientas diagnósticas para la esclerosis múltiple. Así, se protege a los resultados de la investigación de la Sanidad pública vasca de cara a una potencial aplicación comercial de los hallazgos, “que se realizaría, fundamentalmente, en forma de kits de diagnóstico de la enfermedad en un plazo de entre tres y cinco años”.

La titularidad de la patente la ostentará mayoritariamente la Administración General del País Vasco a través de la Dirección de Patrimonio, quien ha encomendado a Bioef la gestión de los derechos de propiedad intelectual e industrial, derivados de la actividad investigadora que se lleva a cabo en la Sanidad pública vasca. Además, está pendiente la firma de un acuerdo con la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU) por el que esta entidad también poseerá un porcentaje de la patente, merced a la participación del Grupo de Sistemas Inteligentes de la UPV/EHU en el proyecto de investigación.

Línea de trabajo del Instituto BioDonostia
La continuidad de esta exitosa línea de investigación se ha asegurado recientemente al conocerse que la actividad de los investigadores estará amparada por el Instituto BioDonostia, dentro del grupo de esclerosis múltiple, correspondiente al área de trabajo de Neurociencias.

La esclerosis múltiple es una patología neurodegenerativa y crónica del sistema nervioso central, cuyo origen todavía se desconoce. Tiene una prevalencia estimada de 75 casos por cada 100.000 habitantes y presenta una especial incidencia en adultos jóvenes, siendo, tras la epilepsia, la segunda enfermedad neurológica más frecuente. Se estima que en España puede haber 35.000 personas con esclerosis múltiple en sus diferentes estadios. En el País Vasco, los investigadores apuntan a una prevalencia de más de dos mil casos.

MÁS INFORMACIÓN

top
<Cerrar