logo-osakidetza logo-gb

RAFAEL BENGOA SITÚA AL IMPULSO A LA INVESTIGACIÓN Y A LA INNOVACIÓN COMO UNA DE LAS ÁREAS DE INTERVENCIÓN PRIORITARIAS DE SU DEPARTAMENTO PARA LOS PRÓXIMOS 4 AÑOS

25/06/09


Rafael Bengoa, consejero de Sanidad y Consumo del País Vasco, compareció el pasado 24 de junio en Vitoria ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Parlamento vasco para desgranar los planes y proyectos de su departamento para los próximos cuatro años.

Rafael Bengoa, consejero de Sanidad y Consumo del País Vasco, compareció el pasado 24 de junio en Vitoria ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Parlamento vasco para desgranar los planes y proyectos de su departamento para los próximos cuatro años.

El titular del departamento de Sanidad y Consumo analizó el estado actual de la Sanidad vasca, de la que dijo, precisa “un cambio de rumbo para que se adapte a las necesidades reales”. Con ello, planteó una reforma integral basada en diez áreas estratégicas de intervención.

Entre las 10 “áreas de intervención prioritarias” Bengoa incluyó expresamente el “impulso de la investigación y la innovación” en el ámbito sanitario. En su discurso ante los miembros de la Comisión, basó esta decisión en el doble efecto que se logra con dicho impulso: “Por una parte, contribuye a innovar en la provisión de servicios y productos sanitarios y, por otra, contribuye a la innovación en el sector productivo de los países, mejora su competitividad y favorece la creación de riqueza y de bienestar social”.

Según afirmó, la cultura de la investigación en los centros sanitarios “capacita a los profesionales a actuar con criterios científicos ante los pacientes y sus padecimientos, genera colaboraciones externas e intercambios, exige una actualización continua de conocimientos y favorece la incorporación racional de innovaciones científicas y tecnológicas”.

Continuó su alocución aludiendo a la generación de conocimiento nuevo que proporciona la investigación científica y la necesaria colaboración multidisciplinar que ésta exige. “El desarrollo de la biomedicina, sobre todo en su vertiente genética y de medicina regenerativa, requiere la participación de la ingeniería, la óptica, la nanotecnología y otras ciencias físicas, además de las biociencias en general, lo que nos obliga a la colaboración con otros agentes de I+D externos. Estas colaboraciones externas generan un valor añadido al propiamente científico. Facilitan la transferencia de conocimiento y tecnología al sector productivo, produciendo patentes y otros resultados gracias a la mutua colaboración. Orientan, además, el desarrollo de productos hacia las necesidades concretas de los pacientes y de los sistemas sanitarios con los que se colabora. Ambos extremos dotan al mundo empresarial de la ventaja competitiva que produce la innovación”.

Estrategia BioBasque
El consejero prosiguió refiriéndose a la existencia desde el año 2002 de una estrategia de desarrollo empresarial en Biociencias, la estrategia BioBasque, que es liderada por el departamento de Industria del Gobierno vasco y que forma parte del Plan Vasco de I+D+i, también conocido como el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación (PCTI). A este respecto aseguró que la sanidad pública vasca no puede ser ajena a esta estrategia que, como el PCTI en su conjunto, deberá contribuir a la recuperación de la actual crisis económica.

BIOEF
“Contamos también con la Fundación BIO (BIOEF), cuyo objetivo es dinamizar la investigación en el sistema sanitario y facilitar la colaboración de los investigadores clínicos con los científico-tecnológicos de nuestro entorno, españoles y europeos”, expuso Bengoa.

Dentro de este marco, el consejero de Sanidad y Consumo se refirió a que, entre otras acciones, “constituiremos institutos de investigación biosanitarios en cuyo desarrollo colaborarán estructuras sanitarias, universitarias y empresariales, constituyendo clusters de innovación. Esperamos poder incorporar dos de estos institutos al selecto grupo de 15 ó 20 institutos de investigación clínica españoles acreditados por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII). Esto va a ser posible gracias al enorme esfuerzo investigador que ya vienen realizando desde hace tiempo muchos de nuestros profesionales con un amplio reconocimiento nacional e internacional”.

Abundando en esta línea, colacionó la reciente puesta en marcha del Biobanco Vasco para la Investigación, “acreditado la semana pasada por el departamento de Sanidad y Consumo, e instrumento fundamental para apoyar la investigación en terapias avanzadas”. De esta entidad, recordó que “trabaja en red, conectando a 7 centros sanitarios de Osakidetza y a dos centros sanitarios privados y formará parte de la red de biobancos del Estado que coordina el ISCIII”.

También apuntó el desarrollo del Programa de intensificación de la actividad investigadora y de estabilización de las plazas de investigación, con el fin de fomentar el trabajo investigador de los profesionales asistenciales.

“Todas estas medidas que les he anunciado” –concluyó ante los miembros de la Comisión de Sanidad y Consumo del Parlamento vasco- “nos permitirán, en estos próximos años, aumentar la eficiencia investigadora y la capacidad competitiva para obtener financiación de las distintas entidades nacionales e internacionales”.

top
<Cerrar